Semana.com

Soldado Libertad, así llaman a uno de los heroes que rescataron a un grupo de secuestrados y que aún sigue de servicio en la base de Tolemaida. 

Aunque lleva 10 años escondiendo su identidad, cuando camina por los pasillos, los hangares y las pistas de la base de la Aviación del Ejército en Tolemaida, los soldados lo reconocen y paran a saludarlo. Pero son pocos los que lo llaman por su nombre o apellido. -¿Qué hubo, Libertad? ¿Qué ordena, Libertad?, le dicen.

El soldado Libertad fue uno de los 12 que el 2 de julio de 2008 subió al helicóptero 3375 del Ejército y, sin una sola arma a bordo, volaron el cielo del Guaviare, aterrizaron sobre un sembrado de coca, rodeados de más de 400 guerrilleros, y sacaron del corazón de la selva a 15 secuestrados que habían pasado entre 5 y 10 años en el padecimiento del secuestro. Los ejecutores de una de las operaciones militares más impresionantes de la historia.
La fama del soldado entre la tropa de ese sector de Tolemaida solo es superada por la del helicóptero que abordó ese 2 de julio de 2008, y que permanece estacionado entre las decenas de aeronaves que ocupan las pistas de la base. Es el Libertad 1, al que muchos conocen como el Caballo de Troya moderno, un MI17 que llegó desde Rusia al aeropuerto El Dorado, en la noche del 16 de abril de 1997, a bordo de un Antonov, un avión de transporte de origen soviético.

El soldado Libertad no ha dejado de abordarlo en estos 10 años que han pasado desde Jaque. En estos 10 años que, tanto a la máquina como al hombre, les cambió el destino.


En la víspera del 2 de julio, los hombres abordaron las máquinas y ese plan que parecía una locura, se volvió un hecho. En las portadas de los diarios de todo el mundo aparecieron los rostros de los 15 secuestrados, mientras las caras de los hombres que los devolvieron a la libertad se mantuvieron ocultas.
El destino del Libertad 1, donde los 15 secuestrados volvieron a la vida, también cambió. Se volvió una insignia y nunca lo volvieron a pintar con los tonos verdosos del combate. Además, como le habían desmontado el blindaje para no levantar sospechas entre los guerrilleros, no pudo volver a la guerra. Desde entonces, está dedicado a labores humanitarias: extinguir incendios, trasladar enfermos, atender emergencias. Su misión más reciente fue servirle a la población de Ituango, en la crisis de la represa hidroeléctrica.

En una ceremonia privada, el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez les puso la Cruz de Boyacá, la máxima medalla que otorga Colombia. En los 6 meses posteriores a Jaque, los soldados que ejecutaron la operación salieron del país, la mayoría hacia Estados Unidos, donde se volvieron instructores. Con los años regresaron al país. Sin embargo, la mayoría de ellos, por la visibilidad que adquirieron tras la operación Jaque, no pudieron seguir ascendiendo rangos y decidieron, inconformes, retirarse del servicio. Algunos sintieron que no les cumplieron las promesas hechas antes de graduarse de héroe

Notisur

NOTISUR LOGO DE ABAJO copia

Medio de comunicación alternativo, para brindar la información en el menor tiempo posible sobre la situación y los eventos que se presentan en El Banco (Magdalena) y la región.

Nuestras Oficinas

Oficina principal
Calle 7 n 2 - 42, El Banco (Magdalena)
312585858
info@notisur.co
Anuncia con nosotros
calle 72 n 78 - 45, El Banco (Magdalena)
3152222222
anuncios@notisur.co

Últimas noticias

01
Dic2022

Hatillo de Loba: Aut...

Policía de Bolívar incauta más de 121 kilogramos de pólvora y licor adul...

30
Nov2022

La pillaron tratando...

Quedó lista pa' la foto! Una mujer fue detenida cuando pretendía ingresar droga en un...

29
Nov2022

Gobernación abre lic...

Gobernación del Cambio abre licitación por $70 mil millones para construcción d...

28
Nov2022

Capturado mototaxist...

Capturado mototaxi cuando despojó a una mujer de su celular